FeminismosReseñas

El 28 de septiembre se celebra el Día Internacional por el derecho al aborto

Es necesario que el aborto salga del código penal ya que se trata de un derecho, el derecho de las mujeres a decidir libremente su maternidad y la interrupción voluntaria de su embarazo.

EL 28 de Septiembre se celebra el Día Internacional de lucha por despenalización del aborto.

La penalización del aborto está contribuyendo al aumento de embarazos no deseados y a la mortalidad de las mujeres sobre todo aquellas que no cuentan con recursos económicos

Dicho día fue declarado en el V Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe celebrado en Argentina en 1990 por parte de la Asamblea del Movimiento Feminista Latinoamericano, debido a que las complicaciones por el aborto inseguro y clandestino constituyen la primera causa de mortalidad de las mujeres en muchos de los paises de la región.

Es necesario que el aborto salga del código penal ya que se trata de un derecho, el derecho de las mujeres a decidir libremente su maternidad y la interrupción voluntaria de su embarazo. Es precisa una ley que reconozca y garantice el derecho a la autonomía reproductiva de las mujeres, estableciendo su decisión personal como causa exclusiva para la interrupción de su embarazo.

Para asegurar este derecho la cobertura debe hacerse desde la red hospitalaria y extrahospitalaria pública de forma que se garantice su carácter universal y se normalice como prestación sanitaria. Al tiempo que debe regularse la objeción de conciencia acompañada de una disposición que establezca la imposibilidad de objeción por parte de Instituciones y Administraciones, y que garantice que todos los centros públicos dispongan de los equipos de profesionales necesarios para atender la demanda de aborto de las mujeres,

Por otra parte debe darse respaldo y apoyo institucional a las y los profesionales que practican los abortos tanto en la red pública como en la red privada porque actualmente viven en la inseguridad jurídica más absoluta junto a las mujeres a las que atienden.

Sin embargo la nueva ley no es suficiente si no va acompañada de políticas y medidas integrales basadas en el reconocimiento de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres. Especialmente hay que atender las particulares necesidades en materia de sexualidad y anticoncepción de las y los jóvenes para lo que habría que introducir en el currículo escolar la educación afectivo-sexual y asegurar su acceso a todos los métodos anticonceptivos, incluidos los de última generación, dentro de la red sanitaria pública.

La puesta en marcha por parte de las autoridades sanitarias de las Comunidades Autónomas de planes formativos a profesionales para su capacitación en la práctica de interrupción del embarazo debe empezar por la universidad en medicina y enfermería y con el personal sanitario de atención primaria para que con adecuados protocolos den asistencia desde la base.

Cada día se realizan 55 mil abortos inseguros en el mundo, 95 por ciento en países en vías de desarrollo, los cuales son responsables de una de cada ocho muertes maternas.

Mundialmente por cada siete nacimientos se lleva a cabo un aborto inseguro. Se calcula que el aborto inducido -en forma clandestina y condiciones inseguras- es la causa de una de cada tres muertes maternas en la region y de aproximadamente 800 mil hospitalizaciones por año.

Cada 28 de septiembre sirve a las feministas para demandar el acceso de servicios de aborto seguro, lo cual podría prevenir entre el 20 y 25 por ciento del medio millón de muertes maternas que anualmente ocurren en los países en vías de desarrollo.

Desde hace varias décadas el avance de la ciencia permite realizar una interrupción del embarazo en condiciones seguras para la mujer pero la clase política está fuertemente influenciada por las iglesias, particularmente por la católica que no sólo sanciona el aborto sino toda forma de control de la natalidad.

La penalización del aborto está contribuyendo al aumento de embarazos no deseados y a la mortalidad de las mujeres sobre todo aquellas que no cuentan con recursos económicos y por ello no nos cabe, como feministas, sino denunciar ésta situación y emplazar a las instituciones a paliarla en breve plazo.

En Colombia el 10 de mayo de 2006, la Corte Constitucional de Colombia produjo un fallo histórico a favor de los derechos humanos de las mujeres en el país. Mediante la Sentencia C-355/06 del 10 de mayo de 2006, la Sala Plena del Tribunal Constitucional decidió despenalizar la práctica del aborto en tres circunstancias específicas:

“a) cuando la continuación del embarazo constituya peligro para la vida o la salud de la mujer, certificada por un médico;

b) cuando exista grave malformación del feto que haga inviable su vida, certificada por un médico

c) cuando el embarazo sea el resultado de una conducta, debidamente denunciada, constitutiva de acceso carnal o acto sexual sin consentimiento, abusivo o de inseminación artificial o transferencia de óvulo fecundado no consentidas, o de incesto.”

Tags
Mostrar Más

Artículos Relacionados

Close